Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

EN FAMILIA

Como respuesta a mi anterior artículo sobre el carácter del laringectomizado se han escrito unos cuantos comentarios que me dan pie a seguir hablando del tema. Concretamente alguno sugería que la familia también debe involucrarse a la hora de recibir información relacionada con la laringectomía, incluyendo en este apartado cuando empezamos a recuperar el habla.

Hace ya bastante, al principio de este blog, escribí un artículo en que tocaba este tema de manera genérica, es decir, no limitándome exclusivamente a la familia. El título lo dice todo: “EL LARINGECTOMIZADO Y LA SOCIEDAD”. En él ya hablaba de la importancia de la familia como vínculo principal y primer eslabón de ayuda para al laringectomizado, sobre todo al principio, cuando la palabra aún no sale de nuestra boca o lo hace de manera poco entendible.

Por la experiencia que tengo y comentarios que he compartido con otros laringectomizados puedo decir que suele ser bastante normal que el estamento médico ya tenga en cuenta a la familia cuando se enfrentan a asuntos como el nuestro, es decir, que prefieren enfocar el problema de modo que todos se enteren. Es lo mejor que se puede hacer, aunque solo sea por no tener que repetir todo varias veces.

Pero vayamos directamente al problema nuestro, fuera del contexto médico, una vez que el médico ya ha hecho su labor y, en la mayoría de los casos, nos dejan afrontar el problema en solitario o poco menos Es ahí donde nosotros, sus compañeros laringectomizados, podemos hacer nuestra labor. Y es ahí, en ese momento, donde la información debe hacerse no solo al paciente sino también a la familia. Como hacen los médicos pero aún más personal e intensiva.

Desde las asociaciones, allí donde las hay, se cubre ese servicio desde hace mucho tiempo, diría que desde siempre, y con un interés muy destacado. Se empieza con las visitas a las hospitales como primer y principal contacto. El efecto psicológico tanto sobre los pacientes como sobre sus familiares es tremendamente positivo. Es más que clarificador ver las caras de unos y otros antes y después de una de estas entrevistas. La labor del visitador es muy importante pero lo es más aún la actitud de la familia. Conozco casos en que se niegan a que sus enfermos sean visitados, prefieren ‘cocinarlo’ entre ellos y piensan que la labor de extraños puede perjudicar. ¡Créanme, hay gente para todo!

Pero son casos muy aislados que es mejor olvidar.

El segundo paso se hace en la sede de la asociación, cuando, aún con el problema muy candente, se interesan sobre todo, por cuando pueden empezar a recuperar la voz. Normalmente los pacientes van acompañados de la familia, y es importante que así lo hagan siempre. Primero porque así se enteran mejor, todos a la vez, y segundo porque el paciente en solitario puede despistarse y sus nervios no dejarle tranquilo. Sobre todo cuando la edad ya empieza a dominarnos.

Para mi es importante, en este punto, quedar lo más claro posible que aprender a recuperar la voz no se mide en días, semanas o meses. Si así se hace puede llevar a que se hagan idea de algo que si no resulta como han pensado les cause una frustración importante. Y por otra que sepan que llegar al estado en que están los que les informan, también laringectomizados, no se consigue tan fácilmente como pueda parecer y que además nadie nos lo ha regalado, Es decir, que tanto el paciente como, sobre todo, la familia debe entender que la tarea que tienen por delante es larga, difícil y costosa. Para unos más que para otros, pero siempre complicada. Y más claro aún debe quedar que con trabajo se consigue, por supuesto. Sobre todo eso, que es factible, pero cada uno en su punto.

Alguien dijo en algún comentario que sería interesante que también la familia, los que más cerca van a estar de él, es decir compañero/a o hija/o casi siempre, también les acompañasen en los primeros días de clase. No conozco ningún caso en que se haya hecho pero creo que no estaría de más. Puede tener algún inconveniente cuando el grupo sea un poco grande y ocurra que unos lo llevan a cabo y otros no. Hablando claro, que a alguien le puede parecer mal, pero creo que en términos generales será positivo, que tiene más ventajas que inconvenientes. De cualquier manera creo que no es la tare más importante a llevar a cabo.

A parte de todo lo dicho está la faceta personal de cada familia. Quizá, y sin quizá, la más importante, ya que si la relación entre los familiares no es la más apropiada de poco sirven ideas y consejos. Pero, como fácilmente podéis comprender, no es tarea de este vuestro amigo.

Tag(s) : #Laringectomía

Compartir este post

Repost 0