Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Otra cosa más, creo que será la última, me llamó la atención en los encuentros BilbaoPraxis sobre el cáncer 2015. Esta vez es muy sugestiva y está relacionada bastante directamente con los laringectomizados.

Comentaron un estudio sobre los problemas colaterales de los diversos cánceres, de los supervivientes como les gustaba decir, y al llegar al de cabeza y cuello, que es donde se encaja la laringectomía, me llamó mucho la atención un dato más significativo: “pérdida de masa muscular”

En principio no parece tener relación alguna entre los cánceres y la pérdida de masa muscular, a no ser que esté relacionado con los tratamientos a base de radio y quimio. Y menos aún con este tipo de cánceres, aunque solo sea por el sitio donde se desarrolla. El cuello y cabeza está muy lejos de los brazos y piernas, lugares más significativos de la masa muscular.

Habría pasado desapercibido es dato a no ser por la circunstancia de que yo havñia padecido esa pérdida muscular justo después de tener el cáncer, fue una de las secuelas que me acompañaron y que me costó bastante superar. Bastante en el tiempo para recuperar, no en molestias.

El estudio que presentaron, a cargo de GEPAC,  no parecía tener gran valor científico ya que, según dijeron, se hizo sobre pocas personas y a través, exclusivamente, de voluntarios por medio de internet. Sin embargo dado el hecho de que me afectó en persona trataré de describirlo por si puede servir para algún lector interesado.

 

Tras las diversas sesiones de Radioterapia y Quimioterapia, que me dieron simultáneamente, perdí bastantes kilos, creo que entre 5 y 8, no recuerdo bien. No parecen mucho pero para mi peso si lo eran. Por lo que me dijeron, y yo así lo asimilé, ese peso lo iba a recuperar en muy poco tiempo, el peso y la fortaleza. Pero en cambio no fue así. La flojera y, sobre todo, los músculos flojos y fofos, me acompañaron durante meses y no encontraba la manera de superarlo. Pregunté tanto a mi médico de cabecera como al de endocrinología y no le dieron importancia. Me dijeron que eso se arreglaría en poco tiempo. Pero no fue así. Se pasaban las semanas y los meses y seguía igual o parecido.

No le daba excesiva importancia, no me obsesionaba, ya que comía bastante bien y hacía vida totalmente normal. Solo que me llamaba la atención. También empecé a hacer deporte de bici y con estupendos resultado. Pero los músculos, sobre todo de brazos y piernos, estaban que bailaban. Y el peso lo mismo, seguía sin recuperarlo.

Pensando, pensando, se me ocurrió la idea de que cuando recuperase el peso podría bien hacerlo a base de grasa en vez de músculo. Y eso no me gustaba nada. Por lo que tomé la determinación de probar asistiendo a un gimnasio para hacer un poco de todo, hacer trabajar con ganas a todos los músculos. Como para entonces mi afición por la bici empezaba a decaer creo que fue un gran acierto, en todos los sentidos

Y respecto a recuperar peso y masa muscular enseguida empecé a ver los resultados, en muy poco tiempo por cierto. No puedo decir cuánto, entre otras cosas porque me peso muy de tarde en tarde, pero mis brazos y piernas empezaron a sentirse a gusto, con masa y fuerza.

Para terminar diré que la bici la dejé definitivamente pero al gimnasio sigo asistiendo regularmente, una vez por semana durante hora y media, aproximadamente. No necesito más para estar a gusto con migo mismo. Eso y andar tanto a diario para hacer mis rutinas ciudadanas como al monte de cuando en cuando.

A disfrutar, porque al fin y al cabo de eso se trata.

Tag(s) : #Laringectomía

Compartir este post

Repost 0