Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

SILENCIO ROTO

 

Te dicen que perderás la voz, pero no te lo crees.

O si?

Sí, creo que no tienes más remedio que creerlo porque te lo dice un médico, y esos no andan con bromas!

Llegado el momento lo sientes en tus carnes y te llega hasta las entrañas al segundo de despertar de esa semi-muerte que es la anestesia. Intentas decir algo, cualquier cosa, una sola palabra y compruebas que no puedes, que es verdad lo que ya sabías, que ningún sonido sale de tus labios.

Quizá no sea verdad, llegas a pensar, e intentas romper el silencio otra vez, pero nada se oye. Repites por si acaso, pero lo mismo.

A lo mejor tengo que hacerlo con más fuerza, con más genio, te dices. Pero tampoco. Además no tienes fuerza ni nervio, ese genio que tenías te ha desaparecido, estás hundido en la debilidad, en la impotencia.

No eres joven pero tampoco te sientes mayor. Todabía erstás en forma. Pero ahora parece que toda una vida ha pasado por ti en unas pocas horas, unos ratos.

No es fácil hacer planes ni abrigar esperanzas pero tampoco te dejas caer, no, eso no, tienes que luchar, superarlo y seguir.

Poco a poco, dolor tras dolor, angustia tras angustia, todo termina por ir pasando, porque ese coraje, ese genio extraviado vuelve a estar a tu lado.

El sol, la luz,que nunca se había marchado, vuelves a verla.

La esperanza empieza a brillar en tus ojos.

Y al cabo de unas semanas, pocas aunque te parecen eternas, parece como que algo empieza salir de tu boca, algo empieza a sonar. Tan solo unas cortas sílabas, pero se oyen.

Música celestial para tus sentidos.

Y así, cual eco que se repite sin cesar, tus labios empiecen a lanzar al aire sones cual cantos de ruiseñor. Así te lo parece aunque en realidad sea una voz vieja, cascada, ronca, ruda y hasta mal sonante. Pero es voz, es sonido, son tus palabras.

Es tu nueva voz.

Y empiezas a deletrear palabras, sílaba a sílaba, como cuando eras pequeño y empezabas a leer, como nos enseñaban cuando los mayores de hoy éramos niños antaño.

Si, de niño aprendiste a hablar con mucho trabajo, no te acuerdas, pero así fue. Ahora vuelves a hacerlo, con mucho más trabajo, y sudor, y hasta dolor a veces y lágrimas, tambien. Pero sobre todo rabia cuando no te sale, y ese genio que creías haber perdido vuelve a estar a tu lado.

Si, genio y rabia contra la calma, la tranquilidad que te piden, que dicen que es mejor.

¿Mejor?, no lo sé, pero es que no puedo controlarme, es que me gusta haber recuperado ese ansia por reconquistar lo perdido, por romper ese silencio.

¿Para ser yo? quizá solo sea eso.

¡Romper ese silencio para volver a ser yo!

Otra vez….

Tag(s) : #literatura

Compartir este post

Repost 0