Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

   http://i40.tinypic.com/6oisrl.jpg

Hay un tema del que llevo tiempo con ganas de hablar, escribir en este caso. Se trata de la facilidad que tienen algunos para empezar el día amargados y con ganas de contagiarlo a los demás. Dicho así queda hasta casi bonito pero en cambio es bastante desagradable.

Me explico

Buenos días es seguramente la expresión más repetida cada día, mucho más que sus hermanas “buenas noches” o “buenas tardes” y a la vez a la que con más facilidad le cambiamos el sentido. Por ejemplo, es muy común añadir a la expresión la consabida frase: “por decir algo, porque hace malísimo” o por el contrario responder con expresiones similares diría que hermanas. Pero, vamos a ver, cuando decimos “buenos días” ¡que es lo que pretendemos, expresar un deseo hacia nuestro interlocutor o darle un parte del tiempo que hace!

Pero esta no el la peor manera de empezar el día y no es en esto de lo que quiero hacer hincapié. A lo que me refiero en el inicio del artículo cuando hablo de amargarnos el día va dirigido a las personas que acompañan a este, teórico deseo de pasar un buen día, con un retahíla de malas noticias, peores comentarios y sinsabores en general. No acabamos de empezar el día y algunos se empeñan en mostrarnos la peor cara del mismo. A lo mejor es para que después, pase lo que pase, nos parecerá menos malo o incluso bueno.

En una ocasión la respondí a uno, muy aficionado a estas costumbres, cuando me saludó a muy primera hora: “¿Conoces la película ‘Desayuno con diamantes’?”  Me miró con ojos de no saber a qué venía la pregunta y antes de que pudiera responder seguí: “¡pues me parce que tu desayunas con cristales!”. No se si siguió con la misma costumbre pero seguro que sí por ya era un poco mayor y a ciertas edades, sobre todo algunos, no cambian fácilmente.

Podría contar más anécdotas como esta, mejor dicho, describir a más personajes como el aludido, pero mejor no recordarles. Hay muchos otras personas y comentarios que nos ayudan a empezar el día de modo alegre o por lo menos no desagradable. Es preferible cualquier frase sin sentido, tampoco tiene por que ser así, pero bueno.., que empezar a deshojar la gargarita de noticias de telediario segunda parte, cuando nos dan los peores sucesos con las peores imágenes. Los de la tele ganan dinero con ello pero nosotros lo más que podemos ganar es alguna úlcera. Y no te digo nada si los comentarios son referentes a nuestras más cercanas vivencias o mejor dijo malvivencias. Eso si que llega hasta el fondo.

Amigos míos, esforcémonos en empezar el día, todos los días, con las mejores intenciones y si no tenemos nada bueno que decir dejemos que el silencio, tan sabio, nos lleve a escuchar a los demás. A los que si lo empiezan bien, porque sino…

No puede terminar este artículo sin recordar el inicio de nuestras clases de habla laringofónica en la Asociación de Laringectomizados de Bilbao: Para no perder las buenas costumbres, buenos días tengan todos ustedes”

Eso si es un buen comienzo del día. Lo desagradable, si tienes que venir, vendrá solo.

http://i39.tinypic.com/54xjed.jpg

 

Tag(s) : #Sociedad

Compartir este post

Repost 0