Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Hay una canción, un hermoso bolero, de título “La Barca” que empieza así: “Dicen que la distancia es el olvido”, máxima que con los años se ha convertido en una frase hecha y muy socorrida, sobre todo para explicar la ruptura entre novios, amistades o familias separadas por los kilómetros y las horas eternas. Y a mi entender esto es una gran verdad aunque como toda norma tiene sus excepciones.

Permitidme traer aquí otra frase hecha y no menos conocida que una Zarzuela puso en boca de D. Hilarión: “Los tiempos cambian que es una barbaridad”. Y esta si que es una verdad indiscutible por más que algunos se empeñen en negarlo quedándose anclados en décadas pasadas hace mucho.

Grupo1Viene esto al caso del una reunión celebrada en Madrid hace unas fechas, el 3 de Octubre, de un grupo de amigos con una pareja de argentinos, Palma María y Jorge que pasaron el ‘charco’ para encontrarse con su familia italiana y sus amigos españoles y que se quedaron con la duda de quién le eran más familiares, si los de sangre o los españoles de Facebook. Perdón, no es mi intención hacer esta comparación, solo poner de relieve la calidad de la acogida y el medio principal a través del que nos conocemos.

La principal percepción que he recibido de esta reunión es la sensación de que nos conocíamos desde hacía tiempo, de que no era el primer encuentro, de que la distancia que nos separaba no significaba lejanía de contacto. No es la primera vez que siento este tipo de sensaciones, de encontrarme con personas a las que veo por primera vez y sin embargo tener la sensación de que no es así sino más bien de que hace muy poco tiempo desde el anterior último contacto y de que la relación era muy cercana.

Es que los tiempos cambian y hacen que las tecnologías, bien empleadas, nos proporcionen que la distancia no sea olvido.

Primero fueron las cartas, el correo bien administrado, después el teléfono cada vez más accesible y ahora los medios sociales de Internet. Los primeros que emigraron a América, por poner un ejemplo, sabían que a los que dejaban a tras difícilmente volverían a verlos e incluso ni a tener noticias. Todo eso ha ido cambiando y ahora podemos estar en contacto directo, casi tocarnos, en décimas de segundo y durante el tiempo que nos apetezca y que otras obligaciones nos lo permitan. Y todo por muy poco dinero, gratis si antes hemos comprado el aparato correspondiente. La distancia ha dejado de ser motivo para que las relaciones se rompan solo por la separación de los kilómetros. Bueno, hay relaciones íntimas que difícilmente se compensan con los medios por muy tecnológicos que sean o precisamente por eso. Pero eso es otro ‘cantar’.

Volviendo al tema del que quiero hablar, comento que la relación entre losDSCN5274-R reunidos se debe a que hemos sido operados de laringe, laringectomizados. A Palma María y a su esposo Jorge, siempre juntos en las fotos y fuera de ellas, lo conocimos por eso, porque ella está laringectomizada. O quizá solo ha sido una escusa, una casualidad, un punto de encuentro como podría haber sido otro. Y es que no es fácilmente imaginable que solo eso haga que ellos se acerquen hasta España para vernos. Tiene que ser algo más. Estoy seguro.

No es fácil ver a unas personas tal felices solo porqué tiene los mismos problemas que los demás. Conozco a muchos laringectomizados, he tenido contacto con muchos, y no con todos mantengo la misma amistad, con algunos incluso se rompió la relación. Muchos son los que se quedaron en el olvido…

Pero Palma María y Jorge no son ni serán nunca de estos. Desde hace tiempo, siempre que veía un mensaje suyo mi inclinación me llevaba a verlos con sumo interés, por eso cuando me dijeron que estarían unos días en Madrid no lo dudé un momento y la alegría llenó mi corazón. La distancia no iba a ser un problema y los tiempos me proporcionaban maneras de estar con ellos en unas pocas horas.

 Fue una reunión muy agradable, me quedo corto, encantadora. Como he dicho antes, desde el primer momento me sentí como si nos conociésemos hace mucho, pero no por eso la sensación del contacto, del trato directo, de compartir sus sonrisas y hasta sus lágrimas de alegría se quedaron cortas y sentí un cierto pesar al despedirnos y comentar que la próxima reunión igual nunca ocurriría. Estaremos, estamos, en contacto continuo, pero… no es lo mismo.

Poesía 

    Nuestro común amigo Ramón Merino le dedico una poesía que lo dice todo sobre ella y nosotros, sobre lo que nos une y hace de preciosa disculpa para que esta relación de amistad perdure a pesar de la distancia y gracias a los adelantos de los tiempos.

Alma María y Jorge, ha sido un placer que nunca olvidaré.

 

(Las fotos se pueden ampliar pinchando sobre ellas)

Tag(s) : #Sociedad

Compartir este post

Repost 0