Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El-tiempo.jpg

Hoy es Miércoles Santo,  o sea, víspera de una de las grandes escapadas hacia otras tierras, o por lo menos hacia otros lugares donde parezca que son distintos a los de todos los días. Dicho más claro y sin ‘rintintín, vísperas de las vacaciones de Semana Santa.

Siempre que ocurren estas ‘espantadas’ uno de los temas preferentes de conversación y para algunos, yo creo, de preocupación, es qué el tiempo. Me da la impresión, a lo mejor es un poco exagerado, de que para algunos el tiempo que haga y vaya a hacer es lo más importante que les vaya a acontecer durante ese periodo de vacaciones o escapadas. Y no digo que no tenga importancia pero creo que es excesiva la que a veces, algunos le dan a esos fenómenos metereológicos que resumimos como ‘el tiempo’.

Hay, además, otro fenómenos social que, este si, llega a molestarme algunas veces. Se trata de que algunos, amigos se dicen, se empeñan en amargarte esos días a costa de decirte lo malo que dicen va ha hacer donde tu vas a ir. Hace dos días nos encontramos, mi mujer y yo, con una amiga de esta. El tema de donde íbamos a ir salíó enseguida y claro, nos dictó con todo detalle lo malo que decían iba a hacer. A mi que no me gusta discutir y menos del tiempo me limité a sonreír y mi mujer a decir que lo principal era cambiar un poco de ambiente, etc. etc.

Creo que debería estar acostumbrado a este tipo de conversaciones y no hacerle demasiado caso, pero no es fácil. Son tantos los comentarios sobre el tema que terminan por abrumar. Uno de los que sale en bici conmigo se aprende de memoria, al menos lo parece, todo lo que Ana Urrutia (para él poco menos que una diosa) ha dicho que iba a hacer durante todo el fin de semana. (Ana Urrutia es la presentadora del tiempo en ETB-Television Vasca).

Tengo un argumento contra todos esos que tanta importancia le dan a esas predicciones pero creo que no es muy convincente. Vamos a ver, si tengo que ir a trabajar, qué me importa saber lo que va a hacer con antelación, con mirar al cielo y sacar la mano por la ventana para notar la temperatura creo que ya es suficiente. Si lo que voy a hacer es algo especial un fin de semana, ¿qué tengo que hacer, supeditar todo a lo que me digan en la tele u otro medio? Y se confunde, ¿qué hago, tirarme de los pelos? Porque si me confundo yo, bueno que se le va a hacer, pero si dejo de hacerlo por culpa de otros…

Pues nada, que no sirve. A mi si y que conste que respeto profundamente las informaciones metereológicas, cada vez mejor elaboradas, pero pienso que a mi nadie tiene porqué influirme en lo que tenga o deje de tener que hacer, es decir, que a esas informaciones le doy muy poco importancia.

Para terminar voy a contar una anécdota que me pasó hace años. Mi familia pasamos, desde hace muchos años, las vacaciones en Laredo, pueblo del norte de España donde el sol no está presente con demasiada frecuencia. Se duerme bien, eso si. Bueno, pues cada fin de vacaciones, cuando llegaba al trabajo, una compañera me decía siempre lo mismo, mas o menos:

"Que mala suerte habéis tenido, que mal tiempo ha hechoComo intentar convencerla de que para mi eso no era lo más importante lo crecía imposible, un año le conteste, sin premeditación ni alevosía:

Trini, a mi un mal tiempo no me amarga unas buenas vacaciones

Se me quedó mirando, con la boca abierta, sin saber que contestar.

No volvió de decirme nada al respecto.

Felices vacaciones y al mal tiempo

 

Tag(s) : #Naturaleza

Compartir este post

Repost 0