Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                      DSCN4446-copia1.JPG

Hay una canción típica de Bizkaia, más bien una auténtica bilbainada, que empieza así: “En el monte Gorbea, en lo más alto hay una cruz de amor”  Y es que el monte Gorbea y todo el Parque Natural que lo rodea es una auténtica joya muy querida por toda Bizkaia y especialmente por los bilbainos.

Está situado a unos 35 Kms. de Bilbao con buenas carreteras de acceso hasta Villaro-Areatxa donde empieza una carretera de monte en muy buen estado y que nos puede llevar en coche hasta Pagomakurre, el punto donde empieza, propiamente, el parque y sobre la todo la subida a la cumple, a la cruz. Hay otras rutas, pero esta es la más concurrida por los bilbainos. Cuando uno comenta que ha ido al Gorbea siempre hay que aclarar si hasta la cruz o solo a los aledaños. Nada tiene que envidiar el paisaje de estos aledaños a los de la cumbre, pero subir hasta arriba conlleva un esfuerzo que agranda, y mucho, la ‘aventura’

La cumbre del Gorbea, tiene una altura de 1479 ms. (el más alto de Bizkaia) y Pagomakurre está a 740 ms. por lo que la dificultad a superar queda en  739. No es mucho, pero el trayecto se hace bastante complicado si no estamos un poco preparados. La mitad del recorrido, aproximadamente, tiene una pendiente muy pronunciada especialmente en los últimos metros, cuando las fuerzas ya están muy gastadas. Pero esta dificultad es fácilmente superable con pequeñas paradas para ver el paisaje que con la subida cada vez se hace más admirable.

Es una costumbre muy extendida en el País Vasco, quizá también en otros sitios, el aprovechar las fiestas de navideñas para subir al monte. Como se puede apreciar en la foto hay un pequeño Belén colgando de la estructura de la cruz. El tiempo puede que no sea el más apropiado pero siempre sale algún día que se puede aprovechar. Ayer, día 23, salió reluciente. No había ni una nube en el cielo y la temperatura primaveral. Así que no me lo pensé dos veces. A las 9.30 ya estaba dando los primeros pasos y tres horas y media después entraba de vuelta en el aparcamiento. Mucha gente, el camino parecía una romería. Y eso que este mismo día había otra marcha, programada, al Pagasarri. Otro monte muy querido de todos los bizkaínos y bilbainos. Pero como suele decirse hay gente para todo. Tengo que decir que a pesar de tanto montañero en ningún momento sentí agobio por la aglomeración. En la programada al Pagasarri no pasa lo mismo.

Resumiendo, un gran día aprovechado a tope.

Fotos, muchas fotos, que he aprovechado para ilustrar uno de los vídeos que estoy preparando para las canciones de un muy buen amigo mexicano, Fausto Abaroa. Seguro que queda muy bien.

Tag(s) : #Naturaleza

Compartir este post

Repost 0