Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

¿PORQUÉ NOS DEJAN TAN SOLOS?

He visto, y sobre todo escuchado, un reportaje que la televisión autonómica murciana hizo sobre los laringectomizados en Murcia. ¡Esa gran asociación que es San Blas!. Me la pasó el compañero Paco Escolar, por lo que le estoy muy agradecido.

Hay un detalle que me ha llamado especialmente la atención. Se trata de la confirmación de algo que yo ya me temía fuese cierto, la falta de formación e información sobre los laringectomizados con que lo@s profesionales de la logopedia se enfrentan una vez terminada la carrera. Repito que no me ha pillado de sorpresa, es algo que me estaba diciendo mi experiencia con mi logopeda.

Dice Judith Álvarez, logopeda en prácticas en la asociación: “En la universidad no te dan mucho, no te dan muchas pautas para trabajar con ellos y es un poco difícil” No se puede decir más claro en menos palabras.

También habla sobre el tema otra estudiante de logopedia, también en prácticas. Se trata de Francisca Morano: “Llevo tres días y realmente de laringectomizados no se mucho, una especialidad que ahora mismo estoy aprendiendo, son realmente ellos los que me enseñan a mi” Por si quedaba alguna duda.

Salen de la universidad sin saber nada o prácticamente nada sobre los laringectomizados y sus necesidades específicas. Francisca lo llama especialidad. No estaría nada mal que hubiese una especialidad dedicada a la laringectomía dentro de la logopedia.

La actitud de  los otorrinos es mucho más llamativa. Nos operan, nos mandan a casa y ni ellos ni las enfermeras nos dan la más mínima pauta de que hacer para defendernos con la se nos viene encima. Nos explican algo, tampoco mucho, sobre la limpieza y aseo del estoma y poco más. Se puede decir que muchos de nosotros hemos aprendido todo gracias a lo que hemos leído en Internet o a los consejos en las asociaciones.

Todo esto me lleva a pensar el sistema tanto educativo como médico da muy poca importancia a nuestra situación. Tan poco que casi pasamos desapercibidos, somos un tipo de pacientes a los que se les cura, se les quita el mal, y a la calle arreglárnoslas como podamos. Quizá esté exagerando un poco, pero no demasiado. Nos dan la dirección  de las asociaciones y ya está.

Las asociaciones hacen una labor importantísima pero insuficiente. Y lo es por dos razones principales:

- Primero porque están representadas por personas muy voluntariosas pero, en la mayoría de los casos, sin la debida preparación.

- Segundo porque la labor en las asociaciones debería ir acompañada de una asistencia por parte de profesionales dentro de la asociación o en las consultas correspondientes.

Es del todo inaceptable que los laringectomizados acudamos a las asociaciones sin tener la menor intervención de un profesional que, como mínimo, diagnostique las primeras necesidades y pautas a seguir. Es decir, que lleguemos a las asociaciones con los rimeros pasos aprendidos y no que vamos sin  saber siquiera lo que es la inyección y de cómo hacerla.

Somos mutilados y como tal tenemos derecho a que la seguridad social se encargue de nuestra recuperación. Como cualquier mutilado que ha perdido una parte de su cuerpo va a un especialista a hacer la recuperación correspondiente así mismo nosotros tenemos derecho a que se nos atienda para hacer la recuperación de la voz. La función de las asociaciones deberá ser de apoyo al especialista, que no es poco.

Ya se que hay casos en que sí nos mandan al logopeda, pero cuando esto ocurre es, en la mayoría de los casos, debido a la insistencia del paciente cuando debería ser al revés, es decir, por norma mandarnos a especialista que diagnostique las necesidades y después se decidirá que hacer; solo logopedia, solo asociación o las dos complementadas.

Tampoco es mucho pedir, digo yo.

Tag(s) : #Laringectomía

Compartir este post

Repost 0