Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cuando me dijeron que tenían que laringectomizarme, palabra que yo no conocía, por supuesto, me vino a la mente un recuerdo muy lejano pero que en su día me impresionó. Hace unos 30 años coincidí en un hospital con un hombre al que le habían extirpado la laringe. Los dos estábamos de visita, más bien de acompañantes y, lo que suele pasar en esos casos, las dos familias hicimos buena relación. La impresión que recibí no fue por su estado, a pesar de que apenas balbuceaba algo, sino por los comentarios de su familia, especialmente su esposa.

Me contó lo mal que lo habían pasado todos, que él se ponía muy nervioso, e enfadaba con todos, protestaba por todo, no era capaz de hacerse entender, en fin, todo lo más negativo que se puede esperar de en estos casos. 'Con lo bueno que siempre a sido este hombre' recuerdo que me decía su mujer. Cuando nos conocimos la situación ya estaba mejorando, el estaba aprendiendo a hablar y, sobre todo, había asumido en bastante grado su situación.

No se porqué se me quedó grabado este recuerdo porque a esa familia no la volví a ver ni a tener noticia alguna. Pero el recuerdo ahí estaba.

Y como estaba ahí pues salió en el momento en que los puntos coincidieron, es decir, cuando a mi me dijeron que me iban a hacer lo mismo que a ese hombre, quitar la laringe y perder el habla. Y lo que con más fuerza me llegó fue el recuerdo de lo que me contaron, de los malos momentos que ese buen hombre había pasado y había hecho pasar a su familia. Fue un recuerdo que me persiguió durante varios meses. Pensar que me podría pasar lo mismo, ser un lastre para la familia, que no sería capaz de sobrellevar mi nueva situación, que no podría superar la falta de comunicación, que mis nervios me superarían y lo pagarían los más cercanos, etc. etc.

Como siempre me gusta buscar el lado positivo de las cosas pienso que quizá ese recuerdo me ayudo a superar las dificultadas o por lo menos a prevenirlaa, a no caer en lo fácil, o sea, dejarme llevar por los nervios y el mal genio y cargar con los demás el mal que yo tenía que superar. Han pasado muchos meses desde que me operaron y creo que el miedo a caer en esa situación está superado. Creo que con buena nota aunque no siempre ha sido así. El tiempo se ha encargado de limar y suavizar las asperezas que ha habido. Porque las ha habido. Por supuesto. No creo que nadie se haya librado de algún momento malo en que hayamos cargado sobre los más cercanos el mal genio y los malos nervios que siempre florecen cuando algo sale mal. Pero lo importante es superarlo.

Estoy seguro que ese buen hombre, porque lo era, también lo superó. Con la ayuda de su familia, lo mismo que yo. Y lo mismo que todos nosotros. Yo creo que si en momentos como los que nos han tocado pasar, y les sigue tocando a los nuevos operados, tuviésemos que estar solos el camino sería mucho, pero mucho, peor. Casi intransitable.

Creo poder decir, como colofón, lo mismo que como título:

RECUERDOS SUPERADOS.

Tag(s) : #Laringectomía

Compartir este post

Repost 0