Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

UN HOMBRE SENCILLO

Hay  ocasiones en que la mejor manera de hacerse notar es no hacer nada notorio. Día a día hacemos cosas que una por una pasan desapercibidas pero que en su conjunto hacen resaltar la importancia y personalidad de la persona. Hay, sin embargo, personas que ni los hechos por separado ni el conjunto de los mismos hacen resaltar para nada su personalidad. Da la impresión de que carecen de la misma. Nada más lejos de la realidad. A poco que nos pongamos a pensar nos daremos cuenta de que todos tenemos una personalidad por floja y oscura que parezca.

Es un tema que no parece tener mucha relación con lo que estoy acostumbrado a escribir, la laringectomía y similar. A lo mejor encontramos una relación. Como suele decirse, todo está relacionado y correlacionado o dicho en plan coloquial "la vida es un pañuelo".

Hace muy poco ha muerto una persona conocida con la que tenía muy poca relación pero la suficiente como para conocerla. Creía que lo suficiente pero ha resultado que no era así. Y es que esa persona es lo más parecido a la descripción que hago arriba sobre las personas sin personalidad aparente. Se podría decir que una persona gris. Su muerte me ha hecho pensar un poco. Una persona con más problemas, conocidos, de los que la mayoría de nosotros hubiese podido soportar con cierta dignidad. Perdió el trabajo hace más de 25 años (ha muerto con 70) y no lo volvió a recuperar. Es decir, que ha tendido que sobrevivir con lo poco que consiguiese del paro, el subsidio, la jubilación anticipada y algún que otro trabajo de su mujer.   Pero jamás se le ha oído quejar ni ha dejado de pagar una solo cuota de la comunidad (somos vecinos). Sus hijos, dos, han hecho carrera universitaria. No se como viviría, que estrecheces habrá tenido que soportar, pero nunca ha pedido nada ni debía nada. Nunca ha llamado la atención por nada. Pero ha vivido con la suficiente dignidad como para ser respetado por todos.

Tuvo cáncer hace bastante tiempo y yo ni me había enterado. Ha estado varias veces en el hospital en las últimas semanas pero muy pocos sabían de su gravedad.  Se puede decir que se ha ido como ha vivido, sin hacer un ruido más alto que otro, sin llamar la atención, en silencio como el resto de su vida. Ha muerto de cáncer. De un cáncer primo hermano, yo creo que todos los cánceres son familia, del que nos ha dejado sin voz a nosotros, los laringectomizados. Sin embargo creo poder decir que aún sin voz yo doy bastante más guerra que él. Yo y la mayoría de nosotros.

Pero su vida, lo he pensado estos días, no ha pasado en balde. Bueno, ninguna vida pasa en balde. Al menos en mi vida ha influido lo suficiente como para hacerme escribir estas líneas y hacer estas reflexiones. Dicen de Unamuno que si algo le molestaba por encima de todo era pasar desapercibido. No se puede decir lo mismo de este hombre. Le ha gustado vivir en silencio, sin hacer un ruido. O quizá no lo ha elegido él, se lo ha impuesto la sociedad. Pero lo cierto es que su vida en silencio, tranquila, pacífica no ha sido en balde. Ha creado una familia, la ha sabido sacar adelante y ha dejado un recuerdo. Al menos en mi, un buen recuerdo.

Mi laringectomía me ha dejado en silencio durante mucho tiempo y he llegado a la conclusión de que el silencio puede oírse desde muy lejos. Solo hace falta tiempo y, sobre todo, saber lo qué decir. Por mucho que se grite, nada se dice si ese grito no dice nada.

Tag(s) : #Sociedad

Compartir este post

Repost 0