Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Después de la operación de laringectomía total la primera preocupación del paciente es aprender a hablar. Casi siempre hay que esperar a que nos den las sesiones de radioterapia y terminada esta que pase un periodo de recuperación para que la garganta esté lo menos dañada posible. Todo esto está muy claro y tanto el otorrino como el radiólogo así lo aconsejan. Pero lo que nos dicen como debemos hacerlo, a donde debemos ir. Como mucho te aconsejan ir a la asociación de laringectomizados de tu provincia o lugar más cercano. Esas asociaciones están haciendo un papel muy importante, se puede decir que imprescindible, para la recuperación del laringectomizado. No solo en cuanto a aprender a hablar sino también en la recuperación moral y psicológica.

Pero esas asociaciones están compuestas por personal no profesional y que solo disponen de su experiencia, que no es poco, y su voluntariedad, se suele ser mucha. Sin embargo yo creo que en muchos casos, quizá en la mayoría, esto no es suficiente. Cuando tenemos otro tipo de operaciones o lesiones, sobre todo musculares, que nos dejan provisionalmente imposibilitados, lo normal es que al paciente le manden a recuperación con fisioterapeutas o profesionales similares. Incluso cuando tenemos un problema con la voz, afonía grave u otra lesión en las cuerdas vocales, la recuperación la hacen profesionales. Sin embargo en nuestro caso rara vez lo recetan a no ser que lo pidamos expresamente y a veces con mucha insistencia.

Hay matices en el aprendizaje de la voz esofágica que solo un profesional puede enseñar debidamente. Como por ejemplo a contener la respiración mientras hablamos, a pronunciar debidamente los diptongos, a saber pronunciar con claridad ciertas letras muy similares como "T" y "D", etc. etc. A mi entender la labor de las asociaciones es imprescindible pero la ayuda de un profesional también. Habrá casos en que esa ayuda apenas sea necesario por la facilidad con que el paciente empiece a hablar pero en la mayoría de los casos no es así. Aprendemos a pronunciar las primeras palabras con muchos vicios que después cuesta mucho quitar si es que se quitan.

Mi opinión es que la Seguridad Social o el organismo comunitario correspondiente deberían hacerse responsables de la rehabilitación de la voz como primer paso y después seguir aprendiendo en las asociaciones y no al rever como pasa en algunos casos. Primero vamos a la asociación y después de mucho trabajar y darnos cuenta de que así no se avanza lo suficiente recurrimos al médico de cabecera y al otorrino para que nos manden al logopeda.

Los que ya estamos laringectomizados hace tiempo y que de algún modo podemos aconsejar a los nuevos debemos indicarles que desde el primer momento insistan que este aspecto a pesar de que quizá el otorrino ponga pegar o no le de importancia. La tiene y así debemos verlo y hacerlo ver.

 

Tag(s) : #Laringectomía

Compartir este post

Repost 0