Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Tengo un amigo que desde hace tiempo, casi desde que nos conocimos, me llama así, PADRINO. Él sabrá por qué y… yo también, por qué negarlo. No me gusta ser padrino nunca me ha gustado ese título, por llamarlo de alguna manera. El caso es que no tengo razones ni a favor y en contra, solo que nunca me ha gustado. Recuerdo vagamente a mis padrinos, los de siempre, los del bautizo. En mi niñez tenían cierta importancia, por los cumpleaños siempre había algún regalito y por Navidad o reyes también.

  • ¿Ya has ido a ver a los padrinos?, solían decir mis padres.

Uno era familiar por parte de padre y otro de madre. No son malos recuerdos, pero por alguna razón no me gusta.

Sin embargo el título que me ha asignado mi amigo representa para mí un cierto orgullo y por supuesto que en este caso sí que me gusta. Al principio me resultaba un tanto extraño pero ahora ya lo tengo asumido y, lo merezca o no, me gusta, sobre todo por venir de quien viene.

Y es que ‘mi apadrinado’ es nada más y nada menos que un  reputado poeta, autor de dos libros editados y cientos de poesías con las que nos deleita a sus amigos y compañeros ‘tertulianos’ de Facebook y visitadores de su blog “VERSOS Y BESOS”.

Como no puede ser de otro modo me permito presentar el último y recientemente publicado segundo libro

Historias a media voz

(130 susurros)

editado y publicado por él mismo. Creo que más que padrino empezaré a ser apadrinado no tardando. Del otro libro ya hablé en su día en este mismo blog, “Mi amigo el poeta”, lo titulé. También en esta ocasión me ha distinguido con el honor de escribirle el prólogo.

Hoy, viernes 31 de Enero de 2014, le he escuchado en la radio, a través de internet, milagros de la modernidad, en una entrevista hecha en su tierra, La Mancha, y me llamó la atención la lectura por parte de una gran voz, no se su nombre, de una de las poesías editadas, de título “Un Segundo”, de la cual me permito trascribir unas estrofas. Después diré porqué precisamente esa.

Scan

No eres ciego

pero cierra los ojos,

un segundo

para dejar de pensar en colores.

No eres mudo

pero ahoga tu voz,

un segundo

para probar la soledad del silencio.

 

Y así, con ese sonido poético tan bello, va desgranando los problemas de algunos discapacitados a los que tanto nos cuesta a veces comprender.  Pero no es ese, solo ese, el motivo que me ha llamado la atención, ni tampoco el hecho de que fuese recitada en la radio, no, el motivo es que, ¿coincidencias?, estoy preparando un artículo sobre ese misto tema, sobre la falta de sensibilidad hacía los inválidos. Y no es la primera vez que Ramón y yo coincidimos en los mismos o perecidos temas y en un intervalo corto de tiempo. Desde puntos de vista distintos, quizá, pero como si una cierta telepatía nos uniese. Daré un ejemplo con la transcripción de este corto poema con que empieza su libro:

En cada segundo morimos

para renacer en el siguiente,

para seguir inventándonos

a cada momento, con cada suspiro.

Lo leí justo cuando me habló de que iba a editar este libro y me pidió que le escribiese el prólogo. Y enseguida vi en estos versos un tema ideal para empezar mi prólogo. Se lo dije y, telepatía auténtica, me comunicó que lo había escrito para la presentación. Lo dicho, telepatía?, no, no creo que exista. Coincidencia de gustos e inquietudes?, si, es lo más probable.

Me siento muy orgulloso de que un poeta, bueno, pero mejor persona me llame ‘PADRINO’

PD. Como este libro lo ha editado él, no hay empresa donde dirijirse, pero en su blog, a la derecha, hay un enlace para poder comprarlo, en este enlace

VERSOS Y BESOS

Tag(s) : #literatura

Compartir este post

Repost 0