Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

LARINGECTOMIZADOS Y SUS AMIGOS

     Hace unos días me hicieron un comentario sobre un hecho que me ha dado que pensar. Me hablaron de que la mujer de un laringectomizado conocido se lamentaba de que su marido había perdido todos sus amigos o buena parte de ellos. Que se encontraba muy solo. Lleva operado unos 8 años. Solo le conozco de vista y poco más, de hecho no sabía que estaba laringectomizado hasta hace muy poco, por lo que en este comentario no me voy a referir a su caso particular, que desconozco, sino a las posibles circunstancias que pueden llevarnos a perder nuestras amistades o relaciones con los amigos y conocidos de antes de la laringectomía y las maneras de remediarlo.

     Es normal que en la situación en que nos encontramos tras la operación, e incluso en los prolegómenos de la misma, tendamos a aislarnos. Por una parte la tristeza de nuestro nuevo contexto y por otra la dificultad de comunicación influyen de manera muy importante en nuestro comportamiento e incluso en nuestra forma de ser. Por eso hemos de luchar para contrarrestar estas influencias y volver cuanto antes a las pasadas costumbres y habituales relaciones y compañías. A ser como éramos antes.

     No es tarea fácil pero tampoco imposible si ponemos de nuestra parte todo el empeño posible. Para empezar hemos de salir de casa cuanto antes y con la mayor asiduidad posible. Solos o acompañados pero afrontando cuanto antes las miradas, preguntas, susurros o comentarios que vayan a hacernos o a hacer a nuestro rededor. Cuanto antes afrontemos este primer, digamos, choque, mejor y más rápida será nuestra reintegración.

     Hay una actitud bastante común y algo lógica, y es, por ejemplo, dar un rodeo para no pasar frente a un conocido o amigo. Yo creo que a todos nos ha pasado y a veces es dificil evitarlo. Pero si esto se hace con mucha frecuencia tarde o temprano se van a dar cuenta y serán ellos los que con mejor o peor intención nos eludan. Pueden llegar a pensar que nos molestan. Por eso creo que este es un paso muy importante, no evitar los saludos, si no podemos hablar pues un gesto con la mano o la cabeza será más que suficiente si solo son conocidos, si son algo más que simple conocidos pues cada cual ya encontrará la manera de salir del paso. Ellos lo comprenderán.

     A pesar de todo siempre habrá un distanciamiento más o menos voluntario entre nosotros y nuestros amigos. Distanciamiento que debemos, nosotros más que nadie, luchar por anular. Tanto durante la operación como después con la recuperación no podremos llevar el ritmo de vida que teníamos antes, por lo que nos veremos muy poco o nada con los que antes nos veíamos a diario. Seguramente los muy amigos, los más íntimos, se molestarán en preguntar por nosotros pero habrá otros muchos, más perezosos, que dan por hecho que estamos bien si no tienen noticias. Suele ocurrir. Pero tanto para unos como para otros la distancia, la falta de contacto directo, tenderá al distanciamiento. Y somos nosotros los que debemos luchar para reconducir nuestras relaciones. No podemos esperar que otros lo hagan por nosotros, ellos no lo necesitan pero nosotros si, y, como suele decirse “el que algo quiere algo le cuesta”.

     Al principio no será fácil pero tampoco demasiado difícil. Para empezar nos van a acoger con los brazos abiertos y la sonrisa en la boca. Nadie nos va a rechazar. Y si alguno lo hace, peor para él. No hay mejor manera de conocer a los malos amigos y compañeros que en estos trances. La dificultad en la comunicación será nuestro peor enemigo, pero pronto nos daremos cuenta de que no es tan difícil hacernos entender si hay buena voluntad.

     Resumiendo y como remate final diré que si queremos que nuestros amigos no nos abandonen tenemos que poner de nuestra parte tanto o más que lo que tienen que poner ellos. Y sobre todo que los primeros pasos corren casi en su totalidad a nuestra cuenta.  Bajo ningún concepto tenemos que sentirnos solos y aislados a causa de nuestra falta de habla.

     Ánimo y a luchar por nosotros, por nuestros amigos y por una buena calidad de calidad de vida.

Tag(s) : #Laringectomía

Compartir este post

Repost 0